La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Despido disciplinario

Publicado 24/12/2019

El despido disciplinario tiene como causa un comportamiento grave y culpable por parte del trabajador y que constituye una falta sancionable, siendo la máxima sanción el despido.


El despido disciplinario puede ser procedente, improcedente o nulo. Será procedente cuando se acredite que el trabajador efectivamente ha realizado dicha conducta sancionable; por el contrario, será improcedente cuando no resulte acreditada la misma.
Será nulo el despido cuando se base en las causas de discriminación prohibidas en la Constitución o en la Ley, o que se produzca con vulneración de derechos fundamentales y libertades públicas del trabajador.


El trabajador que sea despedido de forma disciplinaria y no esté conforme, podrá reclamar contra el mismo en el plazo máximo de 20 días hábiles, siendo necesario antes de acudir a los juzgados interponer la preceptiva “papeleta de conciliación” que será preparada por abogado laboral que también asitirá al trabajador en caso de llegar a juicio.


Es importante tener en cuenta que el plazo de 20 días para recurrir es común para la conciliación y la interposición de la demanda judicial.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Si lo prefiere, llámenos: 626363668

 

 Colegiado nº 116903 en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid

----------------

Ponemos a su disposición nuestro archivo Blog de consejos legales y nuevos artículos sobre temas legales publicados en Blog Legal